jueves, 12 de febrero de 2015

Las Colinas Tienen Ojos - Original vs Remake



No, no estoy muerto, si, lo sé, llevo meses sin publicar nada... Desde el año pasado para ser exactos, he estado (y estoy) algo liadillo para sentarme a escribir. Siempre me he tomado esto del blog con calma, ya me gustaría publicar todos los días, pero soy demasiado vago... 

Aun así, algo está cambiando en mí, no sé si será la edad, el nuevo año o que se han alineado los planetas... Pero amigos, hoy voy a hablar de una de esas comparativas entre originales y remakes que tanto gustan y disgustan al pequeño público de este humilde blog ¿Tiene eso algo de novedoso? Bueno, si me conocéis, sabréis que soy poco partidario de los remakes... Pero esta vez, y por primera vez en "Terror Atemporal", me voy a posicionar claramente a favor de un remake, y no es moco de pavo porque hablamos de una nueva versión de Las Colinas Tienen Ojos (Wes Craven, 1977), una de las películas que se salvan de la quema en la filmografía del irregular, pero legendario padre de Freddy Krueger, Wes Craven. Casi 3 décadas después Alexandre Aja le da su visión personal a la historia de Craven, ofreciéndonos uno de los mejores remakes (para mí el mejor) de la plaga que sufrimos en los últimos años.


La Original

Cuenta la leyenda que en el siglo XVI existió una familia caníbal en las montañas de Escocia que atacaban y devoraban a los viajeros que pasaran por ahí. Estos hechos inspiraron a Wes Craven para Las Colinas Tienen Ojos, la historia de una familia que es atacada en el desierto por unos caníbales.

Rodada con bajo presupuesto, y con esa estética setentera que tanto se intenta imitar hoy en día, Las Colinas es una película que bebe directamente de La Matanza de Texas (Tobe Hooper, 1974), y no solo por el tema del canibalismo, también por ese estilo de imagen que se acerca más al documental que al cine convencional, y que le da algo de realismo (no creo que intencionado, más bien fruto de la falta de medios)... Aunque todo hay que decirlo, no consigue la atmósfera clautrofóbica de la obra maestra de Hooper.

Sin ser un film redondo, como si lo es su remake, estamos ante una película muy interesante, que va de menos a más. Al señor Craven se le pueden discutir muchas cosas, pero no hay duda de que es (o al menos fue) un cineasta valiente. Pocos se atrevían a tratar en aquella época temas como la violación, o tantear la muerte de un bebe de manera tan explícita. Algunas escenas siguen siendo impactantes hoy en día, incluso habiendo visto el remake... Y eso que no hemos visto la película como debía ser, tuvo que ser censurada para no ser relegada a las salas de cine X (¡Pero no porque sea porno cochinos!), y aun así no se libró de ser prohibida en varios países.

No sé si la censura son el motivo del pobre montaje del film, que en ocasiones pega saltos tan bruscos, que parece que lo ha editado un niño de 10 años con el Windows Movie Maker... Eso y la falta de algo más de ritmo (lo bueno tarda un poco en llegar, aunque luego no para), han evitado que sea una obra maestra del terror, que algunos consideran un clásico y otros se olvidan completamente de ella.

Aun así es una buena película, otro paso más al asentamiento definitivo del género slasher, que llegaría al año siguiente con Halloween (John Carpenter, 1978). Ojala algún día podamos verla en una versión unrated.


El Remake


Es curioso como una película que sucede en pleno desierto, a altísimas temperaturas, puede ser a la vez tan fría y sobrecogedora... Pero no nos engañemos, ese paisaje desértico y esa fotografía cálida tienen parte de culpa de la angustiosa atmósfera de Las Colinas Tienen Ojos (Alexandre Aja, 2006).

No sé si será porque la original no es tan grande como otros clásicos que han sido remakeados con peor suerte, pero Alexandre Aja ha cogido lo que mejor funciona de la versión del 77, las mejores escenas, las ha vuelto a hacer llevándolas al extremo, ha añadido nuevas también bastante impactantes, y ha conformado una trama mucho más profunda, con unos personajes más ricos y carismáticos (tanto los buenos como los villanos), haciendo completamente suya la película. 

Las Colinas del 2006 consigue lo que toda película de terror sueña: Que el espectador lo pase mal. Para ello no se vale simplemente de las altas dosis de gore que contiene el film; con el creciente ritmo, el uso casi magistral de la cámara y la magnífica puesta en escena; la película es capaz de hacernos sufrir junto a los personajes o incluso disfrutar con la venganza de los mismos.

No es una película que soporte todo el mundo, lo cual es bueno para los que nos gusta este género. Para un servidor, es una de las mejores películas de terror de la pasada década. La única pega que se le puede poner es que al igual que la original tarda un poco en arrancar, pero luego es un no parar. Desde luego así es como se tiene que hacer un remake.

Las Diferencias


Aunque son bastante parecidas en sus planteamientos con el canibalismo, en la de 2006 además nos añaden que los tíos han sido expuestos a radiación nuclear por culpa de las pruebas con bombas que hacía el gobierno cerca de su hogar... Así que todos están deformes (en original no todos) y son más feos que el fary chupando limones (increíble trabajo de maquillaje y caracterización). Podemos pensar que, además del canibalismo, en el remake hay una especie de sentimiento de venganza y quizás envidia por ser diferentes a las personas "normales".

En la original los problemas de la familia son más fruto de la mala suerte de tener un accidente en pleno desierto. Pero en el remake el accidente es provocado, todo esta preparado para que sean cazados...

Los personajes están también más elaborados en el remake, lo que nos da algunas subtramas (como la relación del cabeza de familia con el friki de las gafas) que enriquecen el guion. Desde luego el remake es una obra mucho más cuidada y elaborada, lógicamente tiene más medios que la original, pero seguramente Alexandre Aja es un director más talentoso que Wes Craven, eso sí, como Craven este inspirado no solo puede hacer auténticas joyas, es capaz de reinventar todo el género.

A favor de la Original
- Una película valiente en sus planteamientos.
- La estética setentera, le da un encanto y un realismo especial.
- Algunas escenas siguen siendo impactantes y no tienen nada que envidiarle al remake.


En contra de la Original
- Para evitar la calificación de "x" en su día, está algo censurada.
- Algunos saltos en el montaje cantan bastante.
- Un poco lenta, aunque cuando arranca no para hasta el final.



A favor del Remake

- Aun más violenta, cruda y explicita que la original.
- Guion y personajes más sólidos.
- Capaz de hacernos sentir la impotencia de los personajes.
- Su angustiosa atmósfera.

En contra del Remake
- Al igual que en la original hay que tener paciencia porque puede resultar un poco lenta, pero la espera merece la pena. 




Conclusión

Las Colinas Tienen Ojos de 1977 es una buena película, la versión de 2006 es una película excelente. Han sido muchos los remakes de los últimos años: La Matanza de Texas, La Profecía, Halloween, Pesadilla en Elm Street... Pero ninguno supera con tanta claridad a la original como el que nos ocupa. Alexandre Aja corrige los (pocos) defectos del film de Craven, exprime al máximo todo lo que funciona y añade sus propias secuencias para ofrecernos un sangriento, enfermizo y aterrador espectáculo. Dos películas imprescindibles de sus respectivas épocas, pero por primera vez en este blog, me quedo con el remake.

Ganadora: Las Colinas Tienen Ojos (Alexandre Aja, 2006)


"Creo que viven personas o algo vivo en esas colinas"



2 comentarios:

  1. Debe ser uno de aquellos pocos casos en que el remake supera la original. Eso sí, tal y como dices, es durilla de ver. El asalto a la caravana o el padre ardiendo no son escenas para todos los gustos pero ahí están y molan, están bien hechas ;). Un saludo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hoy en día estamos acostumbrados a todo, y que una película así impresione es lo que la hace buena. Gracias por el comentario Edu, un saludo!

      Eliminar