miércoles, 4 de junio de 2014

Maléfica y el Lado Oscuro de Disney

¿Terror Atemporal? Si, es aquí... ¿Pero... si esto es Disney? Si señores, no os habéis equivocado, esto es un blog de terror y vamos a hablar de una película de Disney... Pero antes, vamos a volver la vista atrás.

Cuando uno piensa en Disney con los ojos de un niño, se imagina un mundo de ensueño, lleno de color y de magia... Los cuentos que nuestros padres y abuelos nos contaban llevados a la gran pantalla. Si lo miramos con ojos de adulto igual encontramos ciertos mensajes que no nos gustan tanto, pero ese es otro tema. Sigamos mirando Disney con esos ojos de niño ¿De verdad todo es tan maravilloso?

Más allá de enseñarnos el lado más duro de la vida, con momentos tan traumáticos como la muerte de la madre de Bambi o Mufasa, Disney ha utilizado visualmente el terror para educar a los niños. 

Ya desde el primer largometraje Blancanives y los Siete Enanitos (1937, David Hand), encontramos bastantes cosas siniestras, especialmente lo que rodea a la madrastra. Pero hay una escena en concreto bastante espeluznante, cuando el cazador perdona la vida Blancanieves y ella huye adentrándose en lo oscuro del bosque. La escena es indescriptible, porque es bastante surrealista y algo abstracta. Pero se puede decir que el propio bosque ataca a Blancanieves al más puro estilo Posesión Infernal (1981, Sam Raimi). El mismo Steven Spielber la calificó como una de las escenas más escalofriantes de la historia del cine. ¿Acaso no es esta escena una advertencia para que los niños no vayan solos al bosque? 




El segundo largometraje Pinocho (1940, Ben Sharpsteen, Hamilton Luske) también encontraremos cosas oscuras, pero a mí personalmente se me quedó grabada la secuencia de la "isla de los juegos". Una especie de parque de atracciones donde los niños se lo pasan en grande: beben, fuman, hacen apuestas... Vamos que no hay putas porque todas irían al grito de "Miente Pinocho, miente". Bueno pues los niños que van a esa isla y hacen todas esas perrerías se transforman en burros... Tanto ver como los tratan, como ver la propia transformación vale más que cualquier charla sobre el alcohol o las drogas que le puedan dar a un niño en el colegio.

Y como tercer y último ejemplo los elefantes rosas de Dumbo (1941, Ben Sharpsteen), el elefante orejón se emborracha y Disney da una lección moral en una secuencia alucinógena impresionante, una mezcla de locura y terror casi perturbadora. La canción que suena en ella se llama "Las ánimas del terror" y la letra en español dice cosas como: "Vienen ya, mira que saltos dan, serán quizás, parientes de Satanás..." Sin duda es uno de los momentos más magistrales de toda la historia de Disney y por consiguiente de la animación.

Esos tres son los que yo más recuerdo y me impresionaron, pero hay bastantes más, Disney utiliza elementos del terror en muchas de sus obras y no solo para dar lecciones a los niños, también para dotar de carisma a sus villanos en el diseño de los personajes, sus personalidades o utilizando los propios recursos cinematográficos ¿Acaso no es aterradora la cara de la envejecida madrastra de Blancanieves? ¿O el instinto asesino del titiritero de Pinocho, que le amenaza incluso con un hacha? Pensad en la primera imagen de Jafar en Aladdin (1992, John Musker, Ron Clements), un plano contrapicado (desde abajo) imponente y en la sombra... Y no sólo el propio villano, todo lo que les rodea suele ser macabro: calaveras, cuervos, monstruos... La atmósfera que se respira es aterradora, no hay más que ver las guarida de Ursula en La Sirenita (1989, Ron Clements, John Musker), o el inframundo de Hades en Hércules (1997, Ron Clements, John Musker). Y ahora que hablo de villanos, vamos con la que nos ocupa, la que posiblemente sea la villana más malvada y poderosa de Disney: Maléfica.

¿Qué tiene ella que no tengan los demás? No me voy a poner en plan friki del rollo quien ganaría entre una pelea entre Goku y Superman. Pero hace unos años Disney y Squaresoft (ahora square-enix) desarrollaron para Play Station 2 uno de los mejores "action rpg" que se han hecho (lo que me voy a poner es friki en plan gamer), hablo por su puesto de Kingdom Hearts. A los que no hayáis jugado no os voy a contar el juego, sólo os diré que mezcla los universos de Final Fantasy y Disney para crear una aventura épica. Y que hay un gran elenco de villanos de Disney, pero de todos ellos Maléfica es la que parte el bacalao. Ni Ursula, ni Jafar, ni el Capitán Garfio... Ella es la que manda, y los demás obedecen. Si cuento esto es porque viendo el carisma el Maléfica en el juego, que es el mismo que en la La Bella Durmiente (1959, se podía haber hecho una gran película. Ya sabéis por donde voy, estoy profundamente decepcionado. No porque la película no me haya gustado, sencillamente no es la película que quería ver.

Más que no ser la película que quería ver, Maléfica (2014, Robert Stromberg) no es la película que me han vendido. En el trailer se nos promete la versión más oscura del cuento, un personaje imponente, temible... Qué coño, ¡Nos venden una película de terror! Todos sabemos que Disney no se habría atrevido a ir tan lejos, pero estoy convencido de que más de un mocoso ha tenido pesadillas con ese trailer.

Yo, y creo que la mayoría de los que vimos ese trailer, nos esperábamos una versión algo aterradora del cuento, no tan del estilo de Blancanieves: La Verdadera Historia (1997, Michael Cohn), pero lo suficiente como para poner a Maléfica entre los villanos más temibles no de Disney, que ya lo era, si no del cine en general.

El obstáculo no es de ninguna manera Angelina Jolie, que se luce de principio a fin, va a ser difícil a partir de ahora no hacerse una imagen mental de Maléfica sin el rostro de ella. La actriz se ha tomado tan enserio su personaje, que no se sale en ningún momento de la línea marcada de maldad de la Maléfica animada, ni si quiera en los momentos de menos maldad cambia la personalidad agria y borde del personaje.



El obstáculo es que el guión nos fuerza desde el principio a empatizar con ella. Y si no la habéis visto y pensáis verla cuidado que vienen SPOILER-> Antes de ser una villana se nos presenta a Maléfica como una niña muy noble (Que alguien me explique por qué un hada del bosque tiene esos satánicos cuernos) y nos cuentan por qué se vuelve tan mala. Vale, puedo pasar y entender que quieran dar razones a su maldad, olvidando que sin motivo los villanos son más aterradores. Lo que no me cabe en la cabeza es que después de volverse tan despiadada, se arrepienta de sus maldades y se convierta en una mártir... Después de ver ese trailer, después de conocer a la Maléfica original, no me puede gustar la idea de que albergue "amor de madre". ¿Y se llama Maléfica? (Además que se llama así desde el principio, no es un mote, los padres tenían mucho sentido del humor) ¿No se debería llamar "buenefica" o siendo Angelina Jolie: "Benéfica"

Tras aceptar que nos han mentido en el trailer viene otro problema, la película no es valiente. Tras convertir a Maléfica en una pobre desgraciada, a la que entendemos y perdonamos sus errores, el guión pide a gritos un final trágico... Pero Disney, fiel a sus principios, nos da un descafeinado final feliz, y se nos vende a Maléfica como la villana y la heroína (lo que se inyectaron al montar el trailer) de esta historia. <-FIN SPOILER

Pese a lo engañados que nos tenían, la película es visualmente espectacular, recuerda en muchos momentos a Avatar (2009, James Cameron) y algunas batallas incluso a la saga de El Señor de los Anillos (Peter Jackson). Es entretenida de principio a fin, para gustar a todo el mundo. A mí me ha gustado, para pasar el rato. Pero no dejo de pensar en la gran oportunidad perdida... En mi interior, quería ver esa vena aterradora del Disney de antaño.


Valoración:
Buena


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada