miércoles, 23 de octubre de 2013

Pesadilla en Elm Street: El Videojuego de NES

Soy un loco de los juegos antiguos, especialmente los de la era de los 8 y 16 bits, que por ellos no pasa el tiempo. Hoy en día es fácil jugar a cualquier juego con un emulador en el ordenador (aunque no hay nada más gratificante que jugarlos en la consola original y una tele de "culo gordo"), hace tiempo me bajé un pack con cientos de juegos de la mítica NES, la genuina Nintendo.

Buscando entre qué juegos probar leí un nombre que me llamó la atención "A Nightmare on Elm Street", encontrarlo fue una alegría más que una sorpresa, porque no hubo ningún personaje de terror más mediático que Freddy Krueger en los 80, así que no era de extrañar un videojuego con la licencia de la exitosa franquicia.

El caso es que probé el juego y no duré ni 5 minutos jugando con él, la verdad es que en un primer contacto el juego parece tener poco que ver con Freddy, salvo por el título y el menú, eso sumado a que otros auténticos clásicos como Mario o Zelda me estaban esperando en el pack que me había descargado hicieron que me olvidara del juego hasta hace poco...

Decidí darle otra oportunidad con muy pocas esperanzas de que me conquistara (y mucho menos después de probar la versión de Viernes 13) pero no se si será porque mi vena de retrogamer es ahora más intensa, pero lo cierto es que jugué, me mataron, volví a intentarlo y tras aprender un poco la mecánica y comprobar que efectivamente el juego si tenía que ver con Freddy terminó gustándome, y completarlo se convirtió para mí en un reto personal.


Solo hay dos razones para aventurarte a completar esta tortura de 8 bits, o te aburres muchísimo o eres muy fan del hombre que murió de un picor de huevos... En mi caso fue por las dos cosas. No lo llamo tortura porque el juego sea malo, lo hago porque el juego es bastante difícil (aunque aparecerá el típico gamer al que todo le parece fácil). Su dificultad no está en su mecánica de juego, que si es bastante sencilla (un juego en 2D de la época), si no en que constantemente eres atacado por enemigos, a veces no das a basto, y es imposible no recibir daño en muchos momentos (también por fallo de los programadores), los que no tengan paciencia lo dejarán rápidamente, no obstante gracias que en los emuladores se puede guardar la partida cuando te de la gana, no es imposible completarlo y disfrutarlo (se pueden jugar hasta cuatro jugadores, creo que sería un plus de diversión jugarlo acompañado).

Pero vamos a lo que importa, lo que ofrece este juego a los fans de la saga. Nos encontramos en la mismísima Elm Street, que está invadida por todas las criaturas que os podáis imaginar, desde murciélagos que tiran rocas, hasta zombies pasando por ratas y fantasmas. El objetivo es entrar en todas las casas y recoger todos los huesos de Freddy Krueger y destruirlos para poder acabar con él de una vez por todas (ja!). Pero obviamente el hombre al que nunca le pedirías que te rasque la espalda no está dispuesto a permitirlo... Tras un tiempo buscando los huesos, y si no encuentras un café para mantenerte despierto, te dormirás, el mundo se volverá más oscuro y los enemigos serán más agresivos y fuertes (algo que me recuerda, salvando mucho las distancias, a Silent Hill), pero no todo está en tu contra, en este mundo pesadilla pulsando el botón "select" te convertirás en un auténtico Dream Warrior, digno de la secuela más valorada de la franquicia, siendo uno de ellos podrás, entre otras cosas, disparar o dar patadas aéreas como si fueras Chuck Norris (para Chucky Norris este juego es demasiado fácil). Pero ojo, si pasas demasiado tiempo dormido, o no encuentras una radio de las que hay en el escenario para despertarte, comenzarás a oír una música de la orquesta filarmónica del MIDI que dirá: 1, 2, Freddy's coming for you... (O la puedes cantar con cualquiera de las 200 traducciones que le han hecho en el doblaje español) cuando acabe la canción aparecerá un mensaje que dirá "Freddy's Coming" y te tendrás que enfrentar a él cara a cara... Pero no serán los únicos enfrentamientos que tengas con el hombre que no puede masturbarse con la mano derecha, cada vez que reúnas un numero de huesos también aparecerá de diferentes formas, como en forma de garra o de gusano gigante, y es que se nota que la mayor inspiración para el juego ha sido Pesadilla en Elm Street 3: Dream Warriors (1987, Chuck Russel). Cada vez que le derrotes, después de reunir los huesos, aparecerá una llave que abre otra casa de Elm Street... pero no solo visitaras casas, también pasarás por el cementerio o el desguace de coches y las simbólicas calderas que tanto le gustan al hombre al que ningún moco se le resiste cuando se hurga la nariz.



Contado así parece un juegazo, tampoco es para tanto, en realidad es una mala copia de Castlevania II: Simon Quest. Los fans de Freddy lo disfrutarán como nadie, pero hay juegos de 8 bits que han envejecido mucho mejor. Yo lo jugué en un emulador y me ha gustado lo suficiente como para querer tenerlo algún día en formato físico. Además supongo que el juego tendrá más de un fan porque la compañía NICA ha sacado recientemente una figura de Freddy basada en su diseño en el juego y otra de Jason en el juego de Viernes 13, del que no puedo hablar porque ese sí que me veo incapaz de completar (es malo, malo), aunque nunca se sabe, a mí las reliquias me tiran mucho...





4 comentarios:

  1. Solo por este artículo me hago seguidor de tu blog y te añado a la lista de mi blog!!! Un saludo, y sigue así!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchísimas gracias!! Con comentarios así te dan muchas mas ganas de escribir! Un Saludo!

      Eliminar
  2. Me he reído mucho con el artículo y me imagino tu experiencia gamer con este retro juego, y el hombre al que nunca chocarías los cinco. Aunque no lo creas si lo encuentro lo tengo que probar.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, me alegro de que te guste la entrada! Yo desde luego si te gusta Freddy y tienes paciencia te recomiendo el juego. A mi me encantaría tener el cartucho original.

      Eliminar